Niño de 4 meses de Curicó necesita el remedio más caro del mundo