1605 casos en cinco años: El rotavirus es considerada la causa más común de enfermedades diarreicas en menores

  • La infección por rotavirus es la causa más común de diarrea en niños menores de cinco años en todo el mundo.1
  • El impacto mundial de la vacuna contra el rotavirus es evidente a partir de la reducción del 40% en la prevalencia de la enfermedad después de la introducción de la vacuna.

El rotavirus, es un tipo de virus que causa gastroenteritis caracterizado por diarreas, acompañadas de vómito, fiebre y deshidratación, y que en muchas ocasiones requiere hospitalización; infecta principalmente a los niños menores de cinco años.1

Es altamente contagioso, especialmente entre niños, aunque ocasionalmente infecta a los adultos. Gracias a la administración de vacunas contra el rotavirus, se pueden evitar casos severos de la enfermedad como hospitalizaciones y muertes por rotavirus. 1

Asimismo, diversos estudios afirman que cada niño menor de cinco años puede infectarse por lo menos una vez a lo largo de su vida y la primera infección suele ocurrir antes de los tres años. 3

Este virus se contagia de persona a persona, por consumir agua o alimentos y por el contacto con superficies contaminadas. Una de las características más trascendentales, es la facilidad con la que propaga entre la población y los menores de edad. 1 

Datos entregados por el Instituto de Salud Pública (ISP), afirman que, en Chile, entre 2015 y 2020 se presentaron 1605 casos confirmados de rotavirus. Asimismo, diversos estudios afirman que cada niño menor de cinco años puede infectarse por lo menos una vez a lo largo de su vida y la primera infección suele ocurrir antes de los tres años. 4

La enfermedad es más frecuente en otoño-invierno, generalmente entre los meses de mayo y agosto. Sin embargo, es posible contraer el virus durante todas las estaciones del año. 1 

“Existen varias medidas de prevención que nos ayudan a evitar esta infección o sus complicaciones, tales como el lavado de manos universal y fomentar la lactancia materna, en especial los primeros meses de vida, también se incluyen en la lista el consumo de agua potable y la limpieza de superficies. Es de gran importancia complementar estas medidas con un esquema de inmunización completo, así que los invitamos a conversar con sus pediatras para conocer acerca de estas formas de prevención” afirma Dra. Tamara Rosales, Pediatra infectóloga y Gerente Médico GSK.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de las vacunas contra el rotavirus como parte de una estrategia integral de control de las enfermedades diarreicas, a diferencia de otras vacunas, esta no es administrada a través de una inyección sino por gotas vía oral y se coloca a los 2 y 4 meses como parte de las vacunas complementarias al Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI). Además, existen otras medidas de prevención, como la promoción de la lactancia materna temprana y exclusiva, el lavado de manos con agua, jabón y saneamiento de agua.1 

Recientemente, el laboratorio GSK inició una campaña de concientización para educar a los padres sobre la existencia de este virus. Se recomienda consultar con sus pediatras sobre las medidas de prevención. Para mayor información ingresa a www.vacunarparalavida.cl.